Bogavante gallego y canadiense

Que no te den bogavante canadiense por uno gallego

Ya te hemos enseñado las diferencias que existen entre la centolla de la ría gallega y la francesa. Como somos así de majos, vamos a seguir ayudándoos para que no os den gato por liebre: hoy toca diferenciar el boagavante gallego del canadiense.

En principio, morfológicamente son bastante parecidos. No es por ahí por donde los vas a pillar salvo que seas un marinero experto, claro, pero no te vemos mucha pinta de “capitán pescanova, la verdad. El quid de la cuestión está, sobre todo, en el color de la pieza. El bogavante canadiense tiene un color rojizo mientras que el gallego tiene un color más azulado. Es importante tener en cuenta que el color cambia una vez cocidos. De esta manera, Una vez bogavante azul, gallego, presenta un color rojo intenso, mientras el canadiense muestra un tono entre rojizo y marrón.

También los diferencia el sabor, aunque ya será demasiado tarde, lógicamente. La carne del bogavante azul es más jugosa y sabrosa que la del bogavante canadiense. Su cabeza está llena de corales de un color muy apetecible. Sólo por eso y porque no son tan abundantes en nuestras rías, ¡cómo no van a ser caros!

Ahora bien, si no queréis gastaros tanta pasta en un bogavante y vivir con el miedo de que os la están clavando, apostad por el Bogavante asado de AtlantEat, una receta que ya te viene lista para preparar y que no da pie a engaño de ningún tipo. Aquí todo es de altísima calidad.

 

Etiquetado ,,,,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atlanteat, desde sus instalaciones en Nigrán (Pontevedra) y Corrubedo (A Coruña) te lleva a casa el mejor sabor del mar, con ingredientes de primera calidad y elaborados de forma artesanal en nuestro obrador.

Síguenos!